Personalmente creo que la función más noble de los que aspiramos a ser algun día escritores es dar testimonio del tiempo que nos ha tocado vivir.